Píntate

Cuidados para cada tipo Cabello

Cuidados para cada tipo de cabello




      •  Cuidados del cabello normal

     1. Utiliza un champú con un ph neutro. 

     2. Aplica un acondicionador suave, pon énfasis sobre todo en las puntas y  masajea ligeramente el cuero cabelludo. 

     3. Aclara con agua templada. 

     4. Lávalo cada tres días o cuando lo tengas sucio, no es necesario todos los días. 

     5. Si te has teñido el pelo, utiliza productos especiales para cuidar el pelo teñido. 

     6. No olvides usar una mascarilla para tu tipo de pelo al menos una vez al mes.


      •  Cuidados del cabello graso


     Debes mantenerlo limpio y cuidado para facilitar el peinado, siguiendo estos consejos: 

     1. Lávalo siempre que esté sucio. 

     2. Usa un champú suave especial para el pelo graso, evitando  productos muy agresivos, porque dejan el cabello desprotegido, lo cual estimula la actividad de las glándulas sebáceas, produciendo más grasa.

     3. Utiliza un acondicionador si se te enreda mucho. 

     4. Aplícate una mascarilla especial para el pelo graso.

     5. Una vez por semana frota tu cuero cabelludo con aceite de jojoba (similar a la grasa natural del cabello) y déjelo actuar toda una noche. Así  estamos engañando al organismo, que interpreta que es él quien lo está produciendo y regula su producción de grasa.

     6. Teñirlo o darle reflejos ayuda a regular la grasa, ya que los colorantes alteran la porosidad del cabello.

     7. Puedes combatir la sensación grasienta limitando la exposición al agua caliente y el exceso de marcado con calor, es decir, con planchas o secador.

      8. Los dietistas recomiendan evitar los alimentos fritos y procesados y comer abundante fruta y verdura frescas.



      •  Cuidados del cabello seco


     1. Para ayudar a regular la producción de grasa del cuero cabelludo, puedes masajearlo con aceite de almendras o de jojoba. Déjalo actuar durante 10 minutos y luego lávalo con un champú hidratante con un buen masaje. Así se activa la circulación sanguínea y ayuda a que la grasa se distribuya más eficazmente.

     2. Utiliza un champú hidratante especial para cabello seco y quebradizo. Si además lo tienes teñido usa uno para cabello seco y teñido.  

     3. Utiliza acondicionador siempre, utiliza acondicionadores en crema, que sean especiales para tu pelo, con aceites hidratantes como el de oliva o el de almendra, por ejemplo.

     4. Usa una mascarilla nutritiva y extra hidratante todas las semanas para reequilibrar la humedad, y déjala actuar durante un par de horas  con un gorro de ducha o un papel transparente de la cocina para que penetre mejor. 

     5. Evita en la medida de lo posible el sol, el cloro o la salitre, lleva siempre contigo a la playa o piscina un producto protector especial. 

     6. Cuando te seques el pelo con el secador, sécalo en la temperatura más baja. 

     7. Cepíllate el pelo regularmente para estimular el cuero cabelludo y distribuir la grasa que produce de forma homogénea, pero péinalo con cuidado para que no se te rompa. 
     8. Para evitar que se encrespe utiliza unas gotas de serum para el pelo en las puntas.

     9. Córtalo a menudo, sobre todo las puntas para sanearlo lo máximo posible.


      •  Cuidados del cabello frágil

     1. Utiliza un champú suave para cabello sensible. 

     2. Utiliza acondicionador en las puntas, y uno con efecto calmante y fortalecedor. 

     3. Cuando te laves el cabello date un suave masaje en el cuero cabelludo. 

     4. Intenta no rascarte, si te pica con mucha frecuencia acude a tu farmacéutico o dermatólogo, a lo mejor estás utilizando un producto que no es adecuado para tu cabello. 

     5. Péinalo con cuidado, evita exponerlo a temperaturas elevadas, y cuando uses el secador mejor con aire frío.  


      •  Cuidados del cabello rizado


     1. Nunca lo cepilles ni peines, sólo conseguirás que se encrespe más. En lugar de ello, usa los dedos para no romper la textura.

     2. Usa un champú y un acondicionador hidratantes. Debes alternar estos productos con un champú diferente cada sexto lavado, ya que el pelo se acostumbra a ciertos ingredientes.

     * Contra el encrespado puedes usar acondicionadores que repelen la humedad, para ello los sérums son una buena opción. También puedes utilizar un acondicionador sin aclarado después del lavado para no sobrecargar tu cabello, que le ayudará a mantener su humedad, evitando que se encrespe.

     3. Deja que se seque al aire natural siempre que te sea posible o, si tienes que utilizar un secador, ponle un difusor.



      •  Cuidados del cabello fino

    
     1. Lávalo a menudo con un champú suave para evitar que se vuelva graso y lacio.

     2. Si los acondicionadores normales tienden a hacer que tu pelo se apelmace y pierda volumen, usa uno que no necesite aclarado.

     3. Teñirse el pelo puede hacer que parezca más grueso, ya que el proceso químico hace que la caña del pelo se hinche. Además, según el color que elijas, puedes conseguir un efecto de mayor volumen. Para que un cabello oscuro parezca más grueso, dáte unos reflejos dorados o de un color cobrizo brillante. Para reforzar un cabello rubio, escoge mechas de color castaño oscuro. El efecto deseado se consigue aplicando los reflejos a mechas bastante anchas.

     4. Para marcarlo, usa productos que contengan ingredientes que se activan con el calor, ya que ello aumentará el volumen y la textura.

     5. Evita productos que contengan siliconas o ceras, ya que dan mayor peso a la melena.

     6. Evita los cortes de largo uniforme y busca un estilo escalado para conseguir más volumen.



      •  Cuidados del cabello teñido


     1. Opta por tintes acondicionadores y utiliza siempre champú y suavizante especiales para cabello teñido. Estos productos tienen una acción reparadora y ayudan a fijar el color.

     2. Descarta los champús anticaspa, ya que aceleran la decoloración.

     3. Si tu cabello es seco y quebradizo, hazte un tratamiento rehidratante intensivo una vez por semana, o siempre que lo creas necesario.

     4. Protégelo de la luz ultravioleta, ya que los rayos UVA aceleran su descoloración. Si deseas conservar el buen estado y el color de tu cabello, limita además el uso de aparatos para marcar con calor.



      •  Cuidados del cabello afro


     1. Para cuidarlo, usa tratamientos intensivos antes del lavado para ayudar a hidratar el cuero cabelludo y el cabello, masajea la cabeza regularmente para estimular la producción de grasa y lávala siempre que sea necesario, con una sola aplicación de champú.

     2. Date un tratamiento con aceite caliente una vez al mes.

     3. Si quieres dominar un cabello afro muy rizado, hazte una media permanente. La media permanente es un proceso que transforma los rizos muy apretados en otros más grandes y sueltos, mediante unos rulos que ayudan a redefinir la forma. Para el mantenimiento usa activadores y aerosoles hidratantes especiales para pelo rizado.

     4. Otra opción es el alisado,  que es un proceso químico inverso al de la permanente. Los alisadores químicos se venden con distintas intensidades, para adecuarse a las diferentes texturas y estilos.

     5. Utiliza un cepillo de cerdas naturales para un cabello que haya sido alisado, y un peine con púas separadas para un cabello rizado.




Fuentes:

www.tuimagenpersonal.com
www.dermatologaldia.cl
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=