Píntate

Tipos de cabello

Tipos de cabello







Para mantener el cabello más sano, debemos usar los productos indicados para cada tipo en particular, por lo tanto, debemos saber distinguirlos.


El tipo de cabello que tenemos viene determinado por nuestra genética, pero también puede verse afectado por otros factores externos, como es el estrés, la medicación, desequilibrios nutricionales, etc.


      Para corroborar si nuestro pelo es fino, medio o grueso, arráncate uno y prueba a romperlo. Si se rompe fácilmente, tu pelo tiene una textura fina; si requiere un poco de esfuerzo quebrarlo, posiblemente su textura sea media, y si resulta muy difícil, se trata de grueso.


      Una vez sabemos la clase de cabello, hay que tomar ciertas consideraciones de acuerdo con la estación del año, es decir, en invierno, con el viento, la calefacción y las temperaturas frías el cabello se reseca, por tanto, usa champús y acondicionadores hidratantes. Al contrario en verano, si estás expuesta a condiciones muy húmedas, escoge un champú suave y un acondicionador que no necesite aclarado; esto servirá para evitar que se te encrespe el pelo.




     •  Cabello normal:

               
                        
Tiene un volumen natural,fácil de peinar y no es ni muy grueso ni muy fino. Es suave al tacto y coge forma con facilidad cuando lo peinas. Tiene un aspecto sano y no ha sufrido agresiones químicas (coloraciones, decoloraciones, modeladores...) ni naturales (sol, cloro, sal del mar...).


     •  Cabello graso:

  
  Se ensucia muy rápido, por lo que se ve brillante y parece húmedo. Se apelmaza y es difícil mantenerlo fijo cuando lo peinas. Una prueba para verificarlo: Lava tu cabello como lo haces habitualmente y después de 24 horas pasa los dedos por un mechón de cabello. Si el cabello queda apelmazado, como aceitoso, es graso. Se debe al exceso de grasa producida por las glándulas sebáceas del cuero cabelludo.


     •  Cabello seco:

      Este tipo de cabello es quebradizo por la falta de grasa, por lo que se enreda con facilidad, se encrespa, tiene las puntas abiertas y es áspero. Posee más o menos la mitad de elasticidad que el normal y tiene un aspecto apagado y deshidratado. A menudo personas con una piel seca tienen el cuero cabelludo seco, aunque esto no siempre es así. La sequedad extrema  provoca caspa o descamación, por lo que hace que el cuero cabelludo pique, y esté irritado o enrojecido.

     Las causas de esta sequedad pueden ser genéticas, pero muchas veces se debe a estrés, a tratamientos químicos, a condiciones medioambientales adversas, a los rayos LNA, al agua de mar, al cloro, al trato descuidado o al uso de productos irritantes.


     Otros posibles tipos son los siguientes:



     •  Cabello rizado:


    
Sus cutículas no son planas, por lo que la tendencia natural del pelo rizado es tener un aspecto mate y desvitalizado, y puede resultar seco y difícil de manejar, con lo que a menudo se encrespa.


     •  Cabello fino:

    
El cabello fino puede ser difícil de dominar y por si propia morfología requiere mayores cuidados.


     •  Cabello teñido:

    
En caso de haber teñido tu cabello con colorantes. Aplicar color al cabello puede mejorar su textura y su aspecto general, pero someterlo a un exceso de procesos químicos alterará el equilibrio del pH y muchas veces hará que se vuelva seco, quebradizo y con tendencia a deteriorarse y romperse. 

     Distinguimos varios tipos de tintes.


 
     •  Cabello afro:

El cabello afro suele ser grueso y seco, lo que lo hace propenso a romperse y dañarse.




Sigue leyendo ...


            
Cuidados generales del cabello


            Cuidados para cada tipo de cabello

 




 

 

Fuentes:

www.cuidadodelcabello.net
www.mujeraldía.com
www.echicas.net
www.enbuenasmanos.com
www.lukor.com
www.dermatologaldia.cl
www.laserdepilacion.net

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=