Píntate

Azúcar (sugaring)

Azúcar (sugaring)




Esta técnica ha sido usada durante siglos en el medio oriente y está ganando mucha popularidad actualmente.


Ventajas

- Es fácil de usar.

- Produce una ligera exfoliación natural.

- El efecto dura varias semanas.


Desventajas

- Es necesario controlar bien la técnica porque si no se realiza adecuadamente puede quemar o irritar la piel.


      La receta original egipcia precisa de 2 ingredientes: azúcar (1 taza) y un limón amarillo (debe estar jugoso).


      Preparación:

      1. Mezcla el azúcar y el jugo de limón en una sartén, el líquido debe cubrir el azúcar, si no es así, añade agua. Calentar a fuego lento.

      2. Mueve la mezcla constantemente y déjala al fuego hasta que el azúcar esté totalmente disuelta. Esta mezcla tiene que alcanzar el punto de bola suave o blanda (termino de repostería), es decir, de 112º-115º C. Tan pronto como alcance esta temperatura retira la sartén del fuego. Para identificar el punto correcto pon un poco de la mezcla en una cuchara y ponla en agua fría, si se forma una bola suave o blanda al enrollarla con los dedos está lista. Puedes usar un termómetro de cocina para que te sea más fácil. Ten en cuenta que si se te pasa el punto del azúcar tendrás que comenzar de nuevo.

      3. Una vez que la mezcla se enfríe se formará una pasta gelatinosa, la cual podrás usar para depilarte en cuanto se enfríe o esté tibia, pero nunca caliente.




Procedimiento


   
 
     * Si usas este tratamiento en casa, es aconsejable que primero pruebes con un área pequeña de la piel, preferiblemente de las piernas o brazos.


     Ten cuidado con la temperatura de la pasta de azúcar, no tiene que estar caliente, para poder usarse puedes dejarla que alcance temperatura ambiental.





      1. Limpia bien la piel.

      2. La mezcla debe estar pegajosa pero que no sea difícil de desprender.

      3. Con un dedo coge un poco de mezcla y extiéndela en la zona que vas a depilar siguiendo la dirección del crecimiento del vello, hazlo de forma que con un solo movimiento la mezcla se adhiera a la piel.

      4. Tira de la pasta en sentido contrario a la dirección del  pelo. Puedes seguir usando la misma pasta hasta que notes que es difícil despegarla de la piel. En ese caso descártala inmediatamente, si usas pasta muy fría irritarás la piel.

      5. Repite el paso anterior hasta que elimines todo el vello indeseado.

      6. Al final de la depilación tendrás que tomar un baño por la sensación pegajosa que deja el azúcar en la piel.

     7. Puedes usar un antiséptico al final de la depilación.

  
Puedes cubrir la mezcla restante para poder usarla al día siguiente.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=