Píntate

Soluciona el acné

Soluciona el acné














El acné es muy común en adolescentes, pero cualquier persona puede tenerlo, incluso los bebés. Los cambios hormonales pueden provocar que la piel sea más grasa. 

El acné tiende a ser hereditario y puede desencadenarse por diversos factores, como son:
 

- Cambios hormonales relacionados con la pubertad, los períodos menstruales, el embarazo, las píldoras anticonceptivas o el estrés.

- Cosméticos o productos para el cabello grasosos u oleaginosos.

- Ciertos fármacos (como los esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoína).

- Niveles altos de humedad y sudoración.


En la actualidad, las investigaciones no muestran que el chocolate, las nueces o los alimentos grasos causen acné. Sin embargo, las dietas ricas en azúcares refinados y deficitarias en fibra guardan relación con la aparición del acné.







Por esto, debido a que puede deberse a muchas causas, es fundamental reconocer cuándo el problema se agrava para así poder corregir la causa. Es importante recalcar que hasta que no demos con la causa que lo provoca no lo podremos solucionar.

A menudo pretendemos curar un problema que en esencia viene de dentro con cremas de farmacia o cataplasmas de productos, pero lo cierto es que lo primero es sanarnos nosotros por dentro, y después podremos combinarlo con otros remedios caseros.

Por ejemplo, si te maquillas con frecuencia, ésta puede ser la causa del acné, por lo que escoge productos no comedogénicos, es decir, libres de grasa, para no obstruir tus poros.

Otra medida de prevención es seguir una correcta higiene diaria. Lava e hidrata tu piel por las mañanas y por las noches para evitar que la suciedad se deposite en los poros, con especial atención en las pieles grasas.

Además, es fundamental seguir una buena dieta para combatir este problema. Toma mucha fruta y verdura, levadura de cerveza, germen de trigo y apio. Evita la bollería industrial, los alimentos muy grasos y el exceso de productos lácteos.

Por último, lo más importante, bebe mucha agua al día, mínimo dos litros, es decir, ocho vasos de agua.  Por poco que parezca la hidratación es fundamental para tener una piel bonita y por ello el agua resulta muy efectiva contra el acné.



 


Arcilla verde

Es un producto natural que puedes encontrar ya preparado en cualquier herbolario.

Como mascarilla facial, debes aplicar una fina capa y dejar actuar de 10 a 15 minutos. Aclara con agua tibia y posteriormente aplica una crema hidratante.

Puedes aplicarte esta mascarilla facial una vez por semana o una cada quince días según tu tipo de piel, pero nunca te la apliques en exceso ya que podrías resecar tu piel.












Fuentes:

www.beautystation.com.
www.remediospopulares.com
www.nlm.nih.gov
www.geosalud.com
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=