Píntate

Secador del pelo

Secador del pelo





          - Cuál escoger

          - Cómo cuidarlo

          - Cómo utilizarlo






     - Cuál escoger


Antes de comprar un secador debes tener en cuenta para qué lo quieres, y escoger aquel que se adapte a tus necesidades, ya que si por ejemplo, únicamente quieres secar tu cabello, no es necesario que tengas un secador completo con gran cantidad de funciones y accesorios. 

Características a tener en cuenta:


Potencia: la cantidad de Watts, W, de un secador es proporcional al calor que emitirá. Por ejemplo, uno de 2000W producirá más calor y por lo tanto, secará más rápido que uno de 1200W, pero ten en cuenta que solo un cabello grueso puede soportar más de 2000W regularmente sin quemarse. Si tienes el pelo fino, opta mejor por uno con menos potencia.

Peso: Ten en cuenta el tiempo que necesitarás para peinarte con los brazos en alto, por lo que escoge un modelo ligero y cómodo, que se adapte a tu mano fácilmente.

Control de temperatura: un calor excesivo puede dañar el pelo, ya sea por estar expuesto constantemente o por recibir mucho calor de golpe. Es recomendable que puedas regular la temperatura, porque las necesidades son distintas si el pelo está húmedo o si cambio, está recién lavado. Puedes utilizar la temperatura máxima para secar el pelo cuando está muy mojado, pero quizás convenga utilizar la temperatura y velocidad más baja si solamente quieres definir el volumen sin dañar tanto el pelo.

Accesorios: Las necesidades también varían de un pelo liso a uno rizado, o entre el pelo grueso o el pelo fino. Por ello es importante que te fijes en los accesorios que pueden venir con el secador, o los que podrías conseguir. Si quieres un secador solo para alisar el cabello, necesitas una boquilla, que sirve para enfocar el aire hacia una zona concreta y que puede venir incorporada al secador. Si tienes el pelo rizado, o lo quieres para dar volumen, necesitas un difusor. Algunos secadores traen incluso cepillos o pinzas.

Botón de aire frío: el calor abre la cutícula del pelo. Por esto es recomendable  aire frío al final del secado , pues ayuda a fijar el peinado y a sellar el pelo. Algunos secadores no tienen una posición fija de aire frío, sino que hay que estar apretando constantemente, lo cual es bastante incómodo.

Materiales: Hay varios secadores hechos con distintos materiales y tecnologías. Pueden elegir los secadores iónicos*,  de cerámica, o turmalina. Si quieren tener un pelo suave y lacio, entonces deben optar por el secador con tecnología de cerámica. Sin embargo, muchos estilistas profesionales admiten que incluso más importantes que este tipo de tecnologías son los productos que uses y el peine y la técnica que utilices.

* Iónicos: El pelo es muy propenso a acumular electricidad estática, ya sea al cepillarlo, secarlo con una toalla o usar el secador de pelo, lo que abre su cutícula o escamas y aumenta el frizz. Los secadores iónicos al parecen emiten iones que contrarrestan la electricidad estática, suavizando el pelo. También “pulverizan” las gotas de agua de manera que son tan pequeñas que atraviesan la cutícula e hidratan el pelo. Existen secadores iónicos que utilizan a su vez cerámica y turmalina para aumentar la emisión de iones. 

Precio: Incluso las mejores marcas de secadores de pelo tienen una línea de productos más accesibles. Cuando se trata de productos de belleza, es probable que sientan que hay productos que son demasiado costosos. Sin embargo, un secador de pelo debería durar años, por lo tanto cualquier inversión que hagan valdrá la pena.



     - Cómo cuidar el secador del pelo

Para facilitar la salida del aire y evitar que se acumule polvo en el interior, limpia regularmente el filtro del aire. De esta forma evitas que el motor se fuerce.

Si huele a quemado, apágalo unos minutos y espera a que se enfríe, si aun así sigue calentándose, llévalo al servicio técnico. Si tu secador es barato, probablemente vale más la pena que te compres otro, ya que la reparación a lo mejor te puede costar más de lo que valía cuando lo compraste, pero en caso de que tengas un secador profesional, quizás te interese pedir un presupuesto antes de decidirte.



     - Cómo utilizar el secador de pelo


Si tienes el pelo recién lavado, no uses el secador directamente sobre el pelo, antes sécalo bien con una toalla para quitar la humedad del cabello. Aunque lo ideal es que dejes secar tu pelo al aire libre el mayor tiempo posible para no necesitar mucho tiempo con el secador y evitar así dañarlo tanto.


Mantén el secador a una distancia prudencial de aproximadamente 5 cm, para evitar que el calor excesivo deshidrate el pelo y ablande la queratina.


Dirige el chorro de aire en la dirección del nacimiento del cabello, así alisas la escamas de la cutícula y obtendrás un resultado más brillante y saludable.


Comienza con una temperatura elevada, pero no en su máxima potencia, y ve bajando la temperatura a medida que se va secando el cabello. Hay secadores que pueden hacerlo automáticamente. Ten en cuenta que secar de más el cabello hace que se quede con frizz si es rizado, y puede enredarse si es largo.


Si tu pelo es sensible y muy seco, utiliza la temperatura y velocidad mínimas, aunque quizás, dependiendo del estado del cabello, sea más recomendable prescindir del secador.


Las posiciones de máxima intensidad de calor sirven para los tratamientos de calor específicos, como por ejemplo, para secar el pelo recto y luego ondearlo con un cepillo redondo. Para los secados normales, la intensidad media (o la inferior, si el secador tiene solamente dos posiciones) es la más recomendable.

Lo mismo pasa con la velocidad de la corriente de aire. Con los estilos de pelo más cortos, especialmente, poner la máxima velocidad hará que tengas menos control sobre tu cabello, en este caso usa una velocidad media (o la más baja).


Si tienes el pelo rizado o muy fino utiliza el difusor con una corriente de aire intermedia. El difusor crea una corriente de aire suave que es perfecta para secar el cabello y dejar los bucles intactos.


Si tienes el pelo largo y denso, es preferible dividirlo en tres secciones horizontales. Seca la sección inferior primero, luego la zona intermedia y finalmente, la sección superior. Esto hará que el secado sea parejo sin que te excedas secando las partes externas.




Fuentes:


www.universobelleza.com
www.guapaonline.com
www.cuidadodelapiel.es
www.trendenciasbelleza.com
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=