Píntate

Cómo disimular lo que no te gusta de tu cuerpo

Cómo disimular lo que no te gusta de tu cuerpo



Hay muchos trucos para disimular esas partes del cuerpo que no nos gustan especialmente, sencillamente debes equilibrarlas con las prendas y complementos, y dirigir la atención hacia otra zona, alejada del área que queremos que pase desapercibida.
  
     A continuación, escoge la parte de tu cuerpo que te preocupa:
           
         
 
 
   

 

 
     
- Hombros caídos:

     Usar prendas con escote cuadrado o de tirante anchos, ayuda a disimularlos.

     Para ensanchar los hombros muy estrechos, puedes utilizar prendas con hombreras.


      -
Pechos grandes o pequeños:

  
Para que unos senos pronunciados pasen desapercibidos, usa camisas sencillas y de color oscuro o remeras con escote V pero que no lleguen a la línea central de los senos.  Para los senos pronunciados el mejor escote será el cuadrado, el cuello bote, o el redondo bajo, según la forma de los hombros. Los cuellos halter lucen bien en quienes tienen pocos senos, ya que acentúan esta área.
 
      Si los pechos son más bien pequeños, usa cuellos altos, cuadrados, y sostenes con relleno si lo prefieres.  El mejor escote será el cuadrado, el cuello bote, o el redondo bajo, según la forma de los hombros. Los cuellos halter lucen bien en quienes tienen pocos senos, ya que acentúan esta área. Los escotes en V desfavorecen a los pechos pequeños.


     
-
Vientre flácido o abultado:

    
Para disimularlo evita prendas ceñidas, opta por vestir faldas angostas con prendas largas y sueltas encima de las mismas, evitando siempre la ropa ajustada en esta zona del cuerpo.

 
       - Caderas anchas:

 
  Elige un atuendo que resalte nuestro escote, nuestra espalda, o bien que acentúe las bocamangas del pantalón (como pantalones Oxford o campana), de modo de desviar la mirada hacia los extremos superior e inferior del cuerpo. Elegiremos colores vivos para estas otras áreas, y pantalones más bien clásicos (oscuros y convencionales) para las caderas. 

     La ropa interior resulta vital para esta tarea. Elegiremos bombachas de cinturas anchas y altas para disimular las caderas y la barriguita, mientras que las muy flaquitas elegirán interiores más bien finos, colaless. Para resaltar el busto, elegiremos corpiños con arcos y rellenos, que junten hacia el centro los bustos pequeños, y que levanten los más pronunciados. Si tienes mucho busto, no escojas corpiños deportivos o sin arcos, ya que aplanarán tus senos hacia los costados. No te recomendamos el uso de fajas, ya que no sirven para disimular caderas anchas. 

  

      -
Glúteos caídos o pequeños:

    
Utiliza prendas que los cubran, como faldas amplias, (polleras, evasé o rectas). 

 

      -
Piernas rellenitas:

    
Se disimulan con faldas largas y amplias y medias de color oscuro de nylon o lycra. Puedes elegir un pantalón de corte recto, no ajustado, o bien uno elastizado, y opta por anchos, nunca ajustados tipo calzas. Los jeans son especiales para esta tarea, ya que limitan la movilidad de estas extremidades. 



     * Dedos cortos:

     Usa anillos finos o con piedras alargadas, y evita anillos anchos y las piedras grandes o redondas.
 

     * Traje de baño:

     Si tienes algunos kilos de más, te favorecen los de color oscuro, y resultarán muy vistosos si tiene algún detalle de color en el escote o los tirantes. En las piernas deben contar con un corte bajo.

 

      * Talle corto:

    
En este caso, lo mejor es optar por los vestidos de talle bajo que tengan vuelo a partir de la cadera.
     No se aconseja el uso de chaquetas cortas, y cinturones demasiado ajustados.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=